Uñas de Gel o Uñas Acrílicas

Uñas de Gel o Uñas Acrílicas

¿Uñas de gel o acrílicas? Esta es la gran duda a la hora de elegir qué tipo de manicura deseas para embellecer tus manos. Ambas son técnicas muy comunes y muy utilizadas pero, ¿sabes cuál es la principal diferencia entre ellas? Te lo explicamos.

La principal diferencia de cada tipo de postizo es básicamente el material del que está compuesto. El gel es una técnica mucho más moderna y avanzada que el acrílico, se trata de una jalea, ni líquida ni sólida, que necesita curarse bajo los rayos ultravioletas de una lámpara u hornillo específico para realizar la manicura.

En cambio el acrílico es una combinación de un tipo de líquido especial con un polímero en polvo. Cuando la capa aplicada sobre la uña se seca se forma una capa dura y robusta tan consistente como el plástico duro. Existen, también, las uñas de porcelana que son muy similares al acrílico pero que se elaboran mediante fibra de vidrio. Por otro lado, el gel es mucho más fácil de trabajar, además de ser más limpio y versátil que los demás. ¿Con cuál te quedas?
Cuánto duran las uñas de gel

Si quieres ver y lucir unas uñas siempre perfectas, te aconsejamos que te unas a las uñas de gel, sobre todo si eres de las que te las muerdes, pues con esta manicura conseguirás un aspecto inmejorable y esconderás el rastro de esta manía.

Además, la duración de las uñas de gel puede ser extensa. Si las cuidas a menudo, pueden permanecer intactas casi siempre. Eso sí, debes tener en cuenta que requieren retoques exhaustivos cada 3 o 4 semanas aproximadamente. ¿De qué depende el tiempo de duración? Principalmente de la rapidez con la que crecen tus uñas naturales. Cuando observes diferencia entre el postizo y tu uña natural, será el momento de rellenar el hueco de gel.

Por otro lado, el gel endurece tus uñas naturales unas 60 veces más, pero esto no quita que puedan romperse. Si quieres evitar su rotura y hacer que duren más, deberás tener mucho cuidado, pues este tipo de manicura no permite realizar movimientos muy bruscos con los dedos. Asimismo, si no estás acostumbrada a llevar uñas postizas, te recomendamos colocarte de entrada unas uñas de gel corta, pues además de agilizar tu movimiento de dedos, si son demasiado largas podrían romperse con mayor rapidez.

Para asegurarte de que tus uñas de gel duran más, además de los retoques específicos de manicura, puedes aplicarte aceite para cutículas y crema hidratante una vez al día. De este modo, le darás larga vida a tus uñas de gel.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *